¡Basta de bulos virales racistas!

(artículo publicado en Tribuna de Ávila) 

Seguro que lo has visto en Facebook. Incluso puede que lo hayas recibido por Whatsapp. Estos días hemos visto atónitos la supuesta agresión desmedida de un hombre musulmán a una enfermera en un centro de salud español. Las imágenes, siempre acompañadas de comentarios racistas o xenófobos sobre la islamización de Europa: “musulmán agradeciendo así las ayudas que le damos”, decían. Incluso acusaban a TVE de no querer emitir las imágenes y escondernos la realidad.

Pues bien, aunque el vídeo es real y la agresión es igualmente deleznable, no está grabado en un hospital de España: lo que vemos es a un borracho liándose a golpes con el guardia de seguridad, un enfermero y una enfermera de un centro sanitario en Rusia; en Novgorod, concretamente. Nada más lejos de la realidad que pretendían colarnos. Sin embargo, muchos compartieron las imágenes en sus redes sociales, contribuyendo así a viralizar el vídeo. Tristemente, están mostrando implícitamente su conformidad con los comentarios que le acompañan al querer sacar a la luz una “verdad incómoda”.

Lo curioso del caso es que este vídeo del hospital se ha extendido al igual que el de la chica musulmana que camina impasible frente a uno de los heridos en el atentado de Londres de la semana pasada. De igual forma, el cariz racista que algunos quieren darle se ha viralizado por las redes sociales, hasta el punto de que la propia protagonista ha tenido que escribir a los medios explicando cómo su imagen está descontextualizada. Menos mal que el fotógrafo que tomó la instantánea también ha salido en su defensa.

Se trata de dos ejemplos perfectos de bulos, lo que en Estados Unidos llaman ‘fake news’, y nosotros hemos importado como la ‘postverdad’. Simple y llanamente, una manipulación de la realidad. El presidente norteamericano Donald Trump ha emprendido una campaña casi personal contra ellas y contra el proceder de algunos medios que, supuestamente, inventaron noticias contra él con la intención de socavar su campaña hacia la Casa Blanca.

Porque sí, detrás de este tipo de noticias hay un claro objetivo. Puede ser ganar dinero a base de clicks. O puede ser vender ideología. En el caso tanto del vídeo como de la imagen de Londres, la intención detrás de quien los colgó con semejantes frases racistas era crear una alarma social y un estado de opinión en contra de los refugiados. Un clima de odio racial que se retroalimenta de otras publicaciones de Facebook, como las supuestas ayudas millonarias a marroquíes en España, o la noticia de que Cáritas ha rechazado ayudara una mujer española por no ser inmigrante. Todo mentira. Al final permanece una sórdida idea generada con todas estas publicaciones: el extranjero, el migrante, el refugiado, es el enemigo a combatir. ¡Qué lástima que seamos nosotros mismos quienes estemos creando este ambiente prebelicista y antihumanitario! Es para pensárselo dos veces.

Contrastar la fuente de las historias, especialmente si tienen claros tintes racistas, debería ser un hábito. Compartir noticias de dudoso origen sin un ápice de espíritu crítico sólo contribuye a extender la desinformación, generar confusión y acrecentar el odio en una sociedad que ya está de por sí bastante caldeada. Antes de compartir, pregúntate: ¿estás plenamente de acuerdo con ese contenido y quieres que los demás lo sepan?, ¿crees que es verdadero?, y ¿qué pretendes conseguir realmente con ello?

Bien, para ayudarte en esta tarea de comprobación de la verdad, la cuenta de Twitter @malditobulo, que enseguida desenmascaró el caso que he relatado en las primeras líneas, ha redactado una suerte de manual para actuar ante noticias que puedan ser falsas. Estos son sus consejos:

1.- Desconfía de exclusivas de medios que no conoces.

2.- No te quedes solo con el titular.

3.- Cuidado con el “humor”. Hay medios que se escudan en que son “humor” para colar noticias falsas.

4.- Si no tienen fuente, fecha, lugar, no te fíes.

5.- Cuidado con las alertas falsas, que solo provocan miedo y viralización. Ni España está en nivel de alerta 5 antiterrorista, ni existen plátanos con sida. Para verificar este tipo de situaciones, consulta los perfiles en Twitter de @policia y @guardiacivil.

6.- Si la noticia contiene ciertos tintes ideológicos, ten cuidado, pues puede ser inventada. Se suelen recuperan informaciones antiguas, haciéndolas pasar por actuales para crear alarma.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s