Ya nadie sabe escuchar

artículo publicado en Tribuna de Ávila) 

Nuestro mundo se ha quedado sordo, y no hay voluntad de ponerle un sonotone. Vivimos en una burbuja de ruido constante, de bullicio permanente, pero paradójicamente no somos capaces de prestar atención a lo verdaderamente esencial. Y seguimos a nuestro aire: conectados pero aislados. Curioso.

Este fin de semana he participado en el Congreso Internacional de IMisión, y el tema de la escucha ha sido recurrente en prácticamente todas las ponencias. Cuando grandes gurús de la comunicación coinciden en destacarlo como uno de los grandes retos de este siglo, es que algo está fallando.

Y claro que falla. Todos nos las prometíamos muy felices cuando nos vimos inundados por multitud de dispositivos electrónicos. Supuestamente, íbamos a volvernos todos más inteligentes y constantemente conectados los unos con los otros. Sin embargo, nos encontramos con estructuras sociales, laborales e interpersonales completamente aisladas. Porque la conexión no siempre lleva consigo implicación. Porque un mensaje de WhatsApp, un frío mail, jamás podrán reemplazar al contacto personal. El “peer to peer” más clásico de todos: el tú a tú entre dos seres iguales.

Y lo corroboro con una expresión que he oído en el Congreso y me ha encantado por lo que significa: vivimos en silos. Nos comunicamos con nuestros compañeros de trabajo mediante mensajes, aunque se encuentren a medio metro de nosotros. Tratamos asuntos familiares a través del móvil, aunque acabemos de terminar una comida juntos. Y sí, claro que oímos a todos ellos y sabemos lo que nos quieren decir. Pero no les escuchamos. Son conceptos completamente distintos.

Escuchar es dar un paso más allá en la comunicación. Es entender lo que uno dice, dónde está y qué aporta a la conversación. No se trata de callarnos mientras otro habla para, inmediatamente después, dar nosotros la réplica: eso son diálogos de besugos, improductivos. Hablamos de involucrarnos, de empatizar, de entender. ¡Cuántos males se arreglarían con un poco más de escucha!

Lamentablemente, vivimos envueltos en prisas, y en un ruido que aturde y entorpece esa comunicación. Y así llegan los problemas de pareja, la falta de entendimiento en la familia, la falta de conexión, en fin, de una sociedad sorda.

Por eso, el elemento diferenciador en esta civilización tecnológicamente perfecta será lograr gente capaz de escuchar al otro. Porque implementar una necesaria escucha activa generará confianza, interés, respeto y atención. Saber escuchar es saber humanizar, es fomentar las relaciones humanas, es potenciar el corazón de una sociedad que, aunque trabaje con máquinas, no debe ser tan fría como ellas.

E incluso yo daría un paso más allá, para pasar de una escucha activa a una comunicación activa. Este término, que se utiliza mucho en el marketing, perfectamente se puede adaptar a las relaciones personales. La comunicación activa está orientada a la persuasión y la colaboración. Se basa en no solo escuchar, sino también en darles a los otros participantes lo que buscan. Y, de esta manera, lograr una cooperación necesaria entre personas. Esta es la verdadera conectividad.

Sea como fuere, necesitamos potenciar uno de nuestros cinco sentidos, y reconectar de nuevo los conductos auditivos con el cerebro. Una sociedad que escucha es una sociedad que crece, que camina junta, que sabe evolucionar. Mientras nos sigamos poniendo tapones y vivamos en nuestras pequeñas parcelas de realidad, seguiremos manteniendo los silos improductivos que impedirán nuestro desarrollo. A fin de cuentas, la capacidad de empatía e interrelación personal es lo que nos diferencia de las máquinas. No podemos volvernos como ellas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s