Instagram nos mina la moral

artículo publicado en Tribuna de Ávila) 

Mi hija se hace mayor. Es inevitable. Y, además de que me dé cierta penilla porque está dejando de ser una niña, empiezan a surgir ciertos miedos hacia esa etapa tan compleja, como es la adolescencia. Por ejemplo, una de las cosas que más me preocupa es cómo educarla para que aprenda a respetar y querer su cuerpo por encima de las presiones sociales. Porque, admitámoslo: con el reinado del postureo en las redes sociales, la lucha por la supuesta perfección estética se ha vuelto asfixiante.

Desde que nacemos, las niñas estamos programadas para que se nos valide nuestra belleza. Sí, no te lleves las manos a la cabeza por lo que acabas de leer. Frases tan aparentemente inocentes como “qué bonita es”, “qué pelito más bonito tiene”, “mírala, pero si parece una princesa”, que solo escuchamos las integrantes del género femenino, empiezan a generar una idea de lo que la sociedad valora de nosotras. Luego, llega la pubertad, los cambios corporales, el afán por sentirse aceptado socialmente. Y el querer compararse con otros cuerpos, los que la sociedad estima como perfectos. Y se sufre, ¡vaya que se sufre! Hace años, porque ni en nuestros mejores sueños llegábamos a ser como Claudia Schiffer o Naomi Campbel. Ahora, porque las niñas de hoy quieren estar tan divinas y perfectas como las ‘it girl’, las reinas de Instagram.

Y no las culpo. Confieso que a veces yo también las miro con algo de envidia. Esas vidas de película, esos cuerpos esculturales, ese pelazo. Porque sí, tengo casi 36 años y mi cuerpo dista mucho de acercarse a los cánones de belleza 2.0: si me siento, se me arruga la tripa; una especie de flotador aparece y desaparece en mi cintura como el Guadiana; los pantalones cortos apenas tapan mi celulitis; y he tenido que renunciar a los vestidos de punto “gracias” a mis generosas caderas. Y a veces no me importa, pero como me pille con la autoestima baja… Porque ¡claro que me gustaría ser la protagonista de esas vidas de anuncio de algunos perfiles ‘instagrameros’, tener poses tan ideales en entornos tan idílicos! Pero tengo que conformarme con el abono al filtro Clarendon para las arrugas y el Valencia para ‘selfies’ mas “apañados”. ¡Y bendigo el día que descubrí el truco del tono rojo para mejorar algo mis retratos!

Pero realmente esas fotos, esas vidas, no son tan perfectas como aparentan ser. Detrás de cada imagen hay horas de trabajo para buscar la mejor luz, el mejor encuadre, la mejor pose. Sin embargo, las chicas más jóvenes no se paran a pensar en ello y solo ven la capa de purpurina que recubre esa mentira hecha instantánea. Esa obsesión por la perfección, por la aceptación, por el hecho de gustar, porque así nos lo inocularon desde pequeñas en nuestro ADN, nos lleva a querer imitar lo que es materialmente imposible imitar.

Muchas ‘instagramers’ han denunciado esa tiranía de la imagen, y afortunadamente cada vez son más las que se abonan a mostrarse completamente al natural, sin filtros ni artificios. Algunas, incluso, nos ilustran destapando esa mentira de esas vidas ideales, mostrando los efectos de un encuadre perfecto, una iluminación adecuada para una foto perfecta. Me encantan ese tipo de publicaciones. Ya se sabe: mal de muchos… Es agradable comprobar cómo los defectos de una no son tan extraños. ¡Que todas tenemos nuestras arrugas, nuestras canas, nuestra celulitis, nuestras caderas!

Pero mientras siga esta moda de publicitar nuestra mejor pose, ávidos de las endorfinas de cada “me gusta”, queriendo decir al mundo lo que valemos según lo que refleje nuestro espejo, será complicado que las nuevas generaciones crezcan amando sus imperfecciones; será difícil reforzar su autoestima. Luchar contra la tiranía de Instagram será un reto al que nos enfrentemos los padres. Esto promete…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s